'Noise Tower', finalista en YAP_Constructo 2014 / Santiago, Chile

Tal como les informamos tiempo atrás, se anunció al ganador de la quinta edición de la versión chilena del programa de arquitectura joven YAP Constructo, asociado al MoMA (Nueva York), MAXXI (Roma), Istanbul Modern (Turquía) y el National Museum of Modern and Contemporary Art (Seúl).

El programa anual de selección de arquitectos emergentes plantea la creación de un paisaje urbano como intervención arquitectónica de carácter temporal, explorativo, sustentable y público en el Parque Araucano en Santiago de Chile. En la edición 2014, el Jurado escogió el proyecto 'Bosque de mimbre' del Grupo Talca y a cuatro finalistas, incluyendo a 'Noise Tower' de Alfredo Thiermann y Sebastián Cruz, cuya propuesta revisamos a continuación. 

02_imagen_5
Courtesy of Alfredo Thiermann y Sebastián Cruz

Según los arquitectos: 

"The hierarchy of substances is abolished: a single one replaces them all: the whole world can be plasticized, and even life itself since, we are told, they are beginning to make plastic aortas."
Roland Barthes - Plastic - Mythologies - 1957

La propuesta consiste en la construcción de una torre, con el objetivo de re-pensar la tipología vertical para el uso y des-uso de un programa público indefinido. Pensamos en la torre como la tipología o el dispositivo arquitectónico que en muchas ocasiones ha servido como plataforma de diversas experimentaciones, entendiendo 'experimentación' como el ejercicio riguroso de algo que busca ser probado o comprobado pero cuyo resultado es impredecible.

Existe una genealogía de torres/experimentos que nos interesa: Latting Tower (William Nugle), Polibino Water Tower (Vladimir Shukov), El faro de Coney Island,  Torre Singer (Ernest Flagg), Lenin Tribune (El Lissitsky), La Torre de Ladrillos (Andrè Bloc) y Collapse of Time (John Hejduk), por nombrar algunas.

02_imagen_2
Courtesy of Alfredo Thiermann y Sebastián Cruz

Proponemos una torre/artefacto que debe ser entendida como un “instrumento acústico y visual”, que será experimentado y recorrido por los visitantes. Esta, genera un circuito basado en vistas y atmósferas acústicas, todo ello construido a partir de un sistema de cilindros de HDPE. Hay un especial interés por trabajar con el diseño de la atmósfera acústica de la torre. La verticalidad evidentemente aporta una condición especial desde el punto de vista visual, pero la verticalidad acústica presenta un campo más abierto a la exploración, pero no inexplorado. Nos parece más interesante la experiencia de ingresar a un silo abandonado, su atmósfera acústica, su excesiva reverberación, más que la imagen ya saturada y re visitada de las bellas fotografías tomadas por los Becher.

02_imagen_4
Courtesy of Alfredo Thiermann y Sebastián Cruz

El recorrido al interior de la torre se tornará ambivalente. Compuesto, por un lado, de la inmersión en un ambiente interior y preeminentemente vertical, y por otro, de las aperturas al exterior que van generando una desfragmentación y una discontinuidad de la imagen del parque y del entorno. El traspaso por cada cilindro es diferente, hay una experimentación distinta de la verticalidad acompañada de una atmósfera acústica (tiempo de reverberación) diferente. La continua acumulación de fragmentos visuales y atmosféricos a lo largo del recorrido va acompañada del misterio de la constante ascensión. En lo alto, no hay más que la acumulación de un último fragmento antes de comenzar el descenso.

“The modern architect is designing for the deaf. His ears are stuffed with bacon.”
Murray Schafer, The Tuning of the World - 1976

01_yap_noise_tower_axo
Axonométrica